¿Qué es supervectoring 35b?

Desde el anuncio del lanzamiento del FRITZ!Box 7590 en la feria CeBIT 2017, el término supervectoring está dando de qué hablar. Ello es motivo suficiente para arrojar un poco más de luz sobre esta tecnología en nuestra guía de consejos útiles. ¿En qué categoría se puede encuadrar la tecnología supervectoring? ¿En qué se diferencia de las tecnologías anteriores? ¿Qué ventajas ofrece?

Un nuevo estándar DSL

Supervectoring 35b es la evolución más reciente hasta la fecha del estándar VDSL. También se le denomina VDSL Anexo Q, Vectoring Plus o V Plus.

Hasta la fecha existen los siguientes perfiles de DSL: 8a, 8b, 12a, 12b, 17a, 17b y 30a. De todos ellos, el 17a es el más utilizado por los proveedores. Estas denominaciones están definidas por el rango de frecuencias que utiliza cada uno de los perfiles (0-8 MHz en los perfiles que comienzan por 8, 17 MHz en los perfiles que comienzan por 17 y así sucesivamente). Para los proveedores de red supone una enorme ventaja el hecho de que esta tecnología esté basada en una arquitectura DSL existente. Además, el grueso de los datos puede seguir transmitiéndose a través de la red de cable de cobre instalada. Únicamente se deben actualizar las centrales de distribución, conocidas como DSLAM (Digital Subscriber Line Access Multiplexer), es decir, multiplexores de línea de acceso de abonado digital. Desde un DSLAM los proveedores de red pueden ofrecer supervectoring 35b además de ADSL, ADSL2+, VDSL2 (p. ej. DTAG 50 Mbps) y el ya introducido vectoring (100/40 Mbps). En distancias cortas (hasta 300 m del DSLAM) se pueden alcanzar velocidades de hasta 300 Mbps.

Hasta 300 Mbps de bajada

En todos los tipos de DSL los usuarios de un conjunto de cables deben compartir el ancho de banda. Cuantos más usuarios del conjunto de cables necesiten velocidades de transferencia elevadas, menor ancho de banda tendrá a su disposición cada uno de ellos. La solución se llama "vectoring" y permite reducir las interferencias que generan los hilos de cobre de un cable de par trenzado. Este proceso requiere un elevado rendimiento de los DSLAM, ya que el sistema debe calcular el nivel de interferencia en cada uno de los pares de cobre de cada cable de par trenzado. En este sentido, se envían dos señales a cada par trenzado: la propia señal del mensaje y una contraseña generada por las interferencias calculadas. El resultado es la eliminación casi por completo de las interferencias derivadas de la diafonía. Si bien es cierto que no se consigue mayor velocidad de conexión, permite que exista un mayor número de conexiones rápidas de forma simultánea por el mismo cableado, ofreciendo tasas que pueden alcanzar hasta 100 Mbps fácilmente.

Supervectoring da un paso más y utiliza un rango de frecuencias incluso mayor que su predecesor, permitiendo un ancho de banda también más amplio (300 Mbps de bajada y 50 Mbps de subida).

Además de la tarifa adecuada por parte de su proveedor de Internet, el usuario necesitará un router compatible como el FRITZ!Box 7590.