El FRITZ!Box 7590 para jugar en línea

Una mayor potencia de computación es capaz de gestionar muchas conexiones

Cualquier jugador que se precie necesita una conexión fiable. Incluso los juegos que únicamente tienen modo individual suelen necesitar acceso permanente a la red. De este modo, el progreso y los logros alcanzados, entre otras tareas, se sincronizan directamente con el servidor del fabricante del juego, y las actualizaciones se descargan de forma automática.

Por lo tanto, para los jugadores no solo es importante tener un ordenador bien equipado, una videoconsola o un teléfono inteligente potente, sino que el FRITZ!Box de su hogar se adapte bien a las necesidades especiales de dichos equipos, especialmente cuando la videoconsola está conectada a través de WiFi y comparte la red doméstica con otros muchos dispositivos.

La solución perfecta es el FRITZ!Box 7590. Gracias a la enorme potencia computacional que se esconde bajo su carcasa, puede gestionar varias conexiones de forma holgada. El FRITZ!Box 7590 alcanza 300 Mbps en la conexión DSL. En condiciones óptimas, la conexión inalámbrica puede alcanzar la vertiginosa velocidad de 2.533 Mbps.

Un ping bajo es fundamental

El rendimiento de los juegos de disparos o de otros juegos en tiempo real no depende tanto del ancho de banda máximo disponible, sino más bien de que el ping sea bajo. El ping es el tiempo exacto que tarda en llegar un paquete al servidor del juego desde que el cliente lo envía. Puede configurar el FRITZ!Box 7590 para que «priorice» las videoconsolas o el PC que utiliza para jugar. De esta manera, la red doméstica da preferencia a los juegos, lo que garantiza un tiempo de reacción menor.

Por cierto: el FRITZ!Box 7590 recibe actualizaciones periódicas que lo equipan con una serie de mejoras en aspectos como la estabilidad y lo adaptan a los requisitos de los proveedores de Internet. En la práctica, con el FRITZ!Box 7590 los cortes de conexión indeseados son cosa del pasado.

¿Qué ping tiene? Haga la prueba

Puede medir la latencia real en todos los sistemas operativos ejecutando el comando «ping». En Windows se accede de forma sencilla al intérprete de comandos con solo presionar la tecla de inicio e introducir «cmd» en la ventana de búsqueda. A continuación, con el comando «ping fritz.box» podremos medir la latencia de nuestro FRITZ!Box. Si el ordenador con el que juega o la videoconsola están conectados al FRITZ!Box a través de un cable LAN, el tiempo resultante debe ser bastante inferior a un milisegundo (ms). No obstante y por regla general, el ping suele oscilar entre los 2 y los 4 milisegundos incluso en conexiones WiFi o PLC si las condiciones son favorables.