Comunicado de prensa
15.03.2019
En 2004, AVM presentó el primer FRITZ!Box

AVM celebra los 15 años de FRITZ!Box

Berlín | El 18 de marzo de 2004, AVM presentó su primer FRITZ!Box durante la celebración de la feria CeBit. Así empezó la historia del éxito de FRITZ!Box, famoso por su Internet de alta velocidad y la comunicación en red. Desde hace 15 años, AVM lleva presentando nuevos modelos FRITZ!Box periódicamente, que acercan los desarrollos tecnológicos a los usuarios y les ofrecen numerosas características innovadoras. Así, en el año 2009 salió al mercado el FRITZ!Box 7390 para VDSL, que años más tarde todavía se puede utilizar en conexiones VDSL vectoring. En el año 2017, AVM presentó el FRITZ!Box 7590, su actual buque insignia, que ya por aquel entonces soportaba la rapidísima tecnología supervectoring a 250 Mbps, antes de que esta siquiera hubiese empezado a ofertarse. El primer FRITZ!Box para las conexiones por cable llegó al mercado en 2010. Desde 2018, con FRITZ!Box 6591 Cable, hay un modelo para cable capaz de alcanzar velocidades de hasta 1 Gbps. En la actualidad existen modelos FRITZ!Box para cualquier tipo de conexión: DSL, cable, fibra y LTE. Las actualizaciones regulares de FRITZ!OS, el sistema operativo de FRITZ!Box, mantienen los productos actualizados. Gracias a FRITZ!OS, hoy en día los modelos de FRITZ!Box son el centro del hogar inteligente y, junto con otros productos FRITZ!, conforman un sistema de WiFi Mesh para una comunicación inalámbrica excepcional. AVM es líder en el mercado alemán gracias a la familia de routers FRITZ!Box que, por su calidad, facilidad de uso y útiles funciones convence a millones de usuarios de redes domésticas. FRITZ!Box se desarrolló en Berlín en 2004, se fabrica en la Unión Europea y se comercializa en más de 40 países. En la actualidad, AVM tiene una plantilla de 750 empleados. En 2018, la empresa alcanzó una facturación de 520 millones de euros.

Los inicios

Después de años de éxito con la tarjeta RDSI FRITZ!Card, AVM, presentó en 2004 su primer FRITZ!Box. Este FRITZ!Box consistía en un modem DSL con router integrado y ofrecía dos puertos LAN, así como un puerto USB. En aquellos momentos, la velocidad de transferencia máxima que se podía alcanzar con una conexión DSL era 8 Mbps de descarga y 1 Mbps de subida. Poco después de presentar este dispositivo, AVM dio a conocer ese mismo año dos dispositivos más: el FRITZ!Fon, con centralita integrada para red fija y VoIP, y el FRITZ!Box SL WLAN, el primer modelo WiFi diseñado para la red doméstica.

Un líder vanguardista

Hoy en día, AVM lidera el mercado alemán con su familia de routers FRITZ!Box. Los actuales buques insignia de la compañía soportan las tecnologías de conexión más innovadoras, como supervectoring 35b, DCOSIS 3.1, LTE y fibra óptica. Por otro lado, además de ofrecer acceso a Internet a una velocidad vertiginosa, amplía las posibilidades de la red doméstica. La banda dual WiFi rápida y sus puertos WAN y LAN Gigabit marcan el rápido compás, también en el hogar. Una centralita integrada, una base DECT para telefonía y aplicaciones para el hogar inteligente permiten que la comunicación se produzca a través de diferentes canales. Por último, el sistema operativo FRITZ!OS garantiza que todos los productos se mantengan actualizados y sigan siendo seguros.