AVM aclara el concepto de PLC

Datos desde la toma de corriente. ¿Cómo funciona?

Con la tecnología PLC (Power Line Communications por sus siglas en inglés, también denominada Powerline, PowerLAN o dLAN), usted transferirá todos sus datos a través de la instalación de red eléctrica de su casa desde el cable de red o la red inalámbrica de su vivienda.

"Powerline" es la palabra que se utiliza en inglés para denominar a la red eléctrica.

El principio básico de la tecnología PLC radica en la transmisión de datos a través de la red eléctrica. Por eso se utiliza la palabra inglesa "power line", es decir, red eléctrica.

El adaptador PLC transforma la señal digital, es decir, los datos que envía —por ejemplo— un FRITZ!Box a través del cable LAN al adaptador PLC, en una señal analógica. Esta señal se transfiere de forma radioeléctrica a la red eléctrica y alcanza todas las tomas de corriente de la vivienda o la casa. El adaptador receptor filtra la señal analógica y la transforma en datos digitales, que llegan a los diferentes dispositivos conectados, como el ordenador, la tablet, el smartphone o la impresora, en forma de paquetes de IP.

¿Qué es lo que ocurre exactamente en la red eléctrica?

Los circuitos eléctricos modernos tienen tres conductores: L, N y PE (fase, neutro y tierra respectivamente). Las líneas más antiguas solo incluyen dos conductores. Si, como usuario, desea utilizar dispositivos PLC con tecnología Gigabit de alta velocidad, necesitará una red de cables con, al menos, tres conductores. La función MIMO 2x2, que permite que dos emisores y dos receptores intercambien datos al mismo tiempo, requiere una toma de corriente con toma de tierra (Schuko) y el uso de los tres conductores. De este modo se puede alcanzar la velocidad de datos máxima. Hoy en día las redes eléctricas con tres conductores y las tomas de corriente con toma de tierra se instalan por defecto.

Esta opción más rápida puede enviar datos a tres conductores entre un 60 y un 80% más rápido que a dos conductores. La "tasa a través de rango", es decir, la velocidad de transmisión de datos que se traslada por la longitud del cableado eléctrico, aumenta considerablemente con esta tecnología. Las tomas de corriente cercanas al alcance de la señal contarán con un flujo de datos más robusto y podrán utilizarse con aplicaciones de intercambio intensivo de datos como la reproducción de vídeo en alta definición o los juegos en línea.

En una red con dispositivos PLC se pueden combinar hasta 16 dispositivos. Es posible integrar, además, cuadros eléctricos o interruptores de protección. Además, el cifrado de la red protege contra "escuchas" potenciales de terceros no autorizados.

Puesto que los efectos del PLC en la red eléctrica están recogidos en la normativa de interferencias de alta frecuencia en dispositivos electrónicos, con el FRITZ!Powerline observará menos interferencias que con una nevera, un taladro u otros dispositivos.

El estándar garantiza la compatibilidad

Con el fin de que los dispositivos PLC de diferentes fabricantes puedan combinarse, los productores se han puesto de acuerdo para fabricar siguiendo las directrices de un estándar. "HomePlug" garantiza que los dispositivos de diferentes fabricantes y las distintas generaciones de productos puedan combinarse. Los correspondientes protocolos se encargan de garantizar el alcance de la velocidad de transmisión y el cifrado seguro de los datos. El estándar actual HomePlugAV2 permite alcanzar tasas de transferencia de hasta 1,2 Gbps.

PLC: el recurso de la elección

En determinadas ocasiones es complicado desplegar cables de red y la transferencia a través de la red inalámbrica tampoco es la opción ideal. Un ejemplo de ello es una red que debe expandirse por varias plantas o alturas, o por estancias donde los obstáculos entorpecen la transmisión de los datos. Con los dispositivos PLC, la información se traslada desde una toma de corriente a otra y se alcanzan velocidades de transmisión de datos muy elevadas en los lugares más alejados de la vivienda, sin necesidad de cables.