Seguridad en la red WiFi

Uso seguro de la red inalámbrica

WiFi es el estándar de transferencia en la red doméstica. En este artículo hemos recopilado una serie de consejos para que pueda disfrutar del plus de comodidad que le ofrece la red WiFi en comparación con una red conectada por cable sin perder la sensación de seguridad.

1. Acceso WiFi solo por clave de red

Cuando ponga en marcha su FRITZ!Box por primera vez, estará activada una conexión WiFi cifrada. El SSID —o nombre de la red— suele ser idéntico al nombre del modelo del FRITZ!Box (por ejemplo, FRITZ!Box 7590). Si se conecta de forma inalámbrica a esta red desde un ordenador portátil o un smartphone, el sistema le pedirá que introduzca una clave de seguridad o clave de red. Encontrará la clave en la parte inferior de su FRITZ!Box o en la hoja de instrucciones adjunta.

2. Modifique los datos de acceso

Existen dos posibilidades para aumentar la seguridad: por un lado, puede modificar el nombre de su red inalámbrica. Utilice un nombre SSID que no permita deducir su nombre como usuario ni la finalidad de la red (privada o profesional). Además, puede modificar la clave de red existente. Elija una contraseña que incluya un mínimo de 20 caracteres. Encontrará más información sobre contraseñas seguras, aquí.

3. Controle el acceso a su FRITZ!Box

Solo es posible acceder a la interfaz de usuario del FRITZ!Box con una contraseña cifrada de fábrica. Encontrará la contraseña en la hoja de instrucciones que se adjunta. Desde aquí también podrá modificar la contraseña a su gusto. Dicha contraseña deberá ser distinta de la clave de red y conocida solamente por aquellos usuarios con autorización para modificar los ajustes del FRITZ!Box.

4. Conecte otros dispositivos con seguridad

Si desea ampliar el alcance de su red inalámbrica, los productos más adecuados para ello son los repetidores FRITZ!Repeater o los adaptadores PLC de la serie FRITZ!Powerline. Estos dispositivos también están cifrados de fábrica. El estándar WPS (WiFi Protected Setup) permite a estos dispositivos conectarse con el FRITZ!Box de forma sencilla y segura. Por lo general, basta con pulsar un botón. En la guía rápida de cada producto encontrará información más detallada.

5. Desconecte la red inalámbrica cuando no esté en uso

Podrá desactivar la red inalámbrica por completo durante las horas de inactividad, por ejemplo durante la noche, mediante el temporizador WiFi. Simplemente, introduzca el rango de horas deseado en el punto del menú correspondiente dentro de la interfaz de usuario del FRITZ!Box. También puede reducir la capacidad de transmisión del FRITZ!Box: esta opción ofrece la ventaja de limitar el alcance inalámbrico a los límites de su propia vivienda y evita que pueda interferir con los dispositivos de recepción de señal de sus vecinos.

Lista de comprobación: así aumentará la seguridad de su red WiFi

  • Modifique el nombre de su red inalámbrica una vez haya puesto en marcha su FRITZ!Box.
  • El nombre no debe permitir deducir su nombre como usuario de la red inalámbrica ni su ubicación.
  • Asigne una nueva clave de red.
  • Modifique la contraseña de la interfaz de usuario de su FRITZ!Box.
  • Desconecte la red WiFi cuando no la necesite, por ejemplo, por la noche.