FRITZ!Box y Xbox One: configuración de la conexión a Internet

FRITZ!Box y Xbox One: configuración de la conexión a Internet

Entre sus muchas características, la Xbox One de la firma Microsoft también cuenta con contenido multiusuario competitivo y cooperativo, servicios en la nube, chat y servicios comunitarios a través de sus versátiles funciones para varios jugadores. Para poder utilizar dichas funciones, debe establecer la conexión del dispositivo a la red doméstica y a Internet, ya sea de forma inalámbrica a través de la red WiFi, o mediante un cable.

Xbox One: enchufar el cable y a jugar

Del mismo modo que para utilizar la PS4, un cable LAN tradicional es la mejor opción. Inserte uno de los extremos del cable en el puerto LAN de la consola, que se encuentra a la derecha en la parte posterior de la misma. A continuación, inserte el otro extremo del cable en uno de los puertos de su FRITZ!Box que esté libre. Después de encender la consola, la conexión se establecerá de forma automática y no será necesaria ninguna configuración adicional.

Configurar la conexión inalámbrica en la Xbox One

La primera vez que inicie la consola tendrá la posibilidad de establecer la conexión WiFi con ayuda del asistente. Siga las instrucciones en pantalla, seleccione el nombre de su red doméstica entre todos los que aparecen en la lista e introduzca su clave de red. En adelante encontrará esta opción al presionar la tecla de menú sobre el controlador dentro de las opciones que figuran en el apartado "Configuración de red".

 

En este punto podrá añadir una nueva red WiFi a su Xbox One. Seleccione su red doméstica entre todas las que figuran en la lista del escáner de red y finalice el proceso introduciendo la clave de red. Si modifica alguna de las características de su red inalámbrica en su FRITZ!Box (nombre o clave de la red), también deberá configurar de nuevo la conexión de la Xbox One.

Verificar la conexión y solucionar problemas

Cuando haya registrado la Xbox One en la red WiFi, podrá realizar una prueba de conexión desde el menú. Si el resultado de la prueba de conexión es favorable, las funciones de Internet de la consola estarán disponibles. Por el contrario, si no se pudo establecer la conexión, en ese mismo momento podrá realizar la prueba de diagnóstico de errores que ofrece el sistema. De forma alternativa puede repetir los pasos de la configuración, ya que una de las causas más habituales de la falta de conexión es la introducción errónea de alguno de los dígitos de la clave de red.

 

En función de la situación de la vivienda se aconseja optar por un cable de red en lugar de utilizar la conexión inalámbrica. Si desea saber cuál de las dos opciones se adapta mejor a su situación personal, consulte los consejos que encontrará en este artículo. Si desea información más detallada sobre la conexión de la Xbox One con el FRITZ!Box, haga clic aquí.