WiFi o cable, ¿qué es mejor para jugar en línea?

< artículo anterior
Artículo 1 de 7

¿WiFi o cable?

A la hora de conectar videoconsolas u ordenadores a la red doméstica puede optar por una solución inalámbrica a través de la red WiFi o por un cable LAN. En términos generales, tanto la conexión WiFi como la conexión por cable se configuran rápidamente. Además, su manejo es sencillo y fiable. Sin embargo, sí que existen diferencias entre ambas conexiones: las grandes ventajas de la comunicación inalámbrica son la flexibilidad y el número (prácticamente) ilimitado de dispositivos que se pueden vincular y utilizar de forma simultánea.

En términos de rendimiento, la solución por cable suma puntos. Si tenemos en cuenta únicamente los números, una conexión por cable LAN ofrece una velocidad de transmisión de datos mayor que una conexión inalámbrica. Esto no debe preocuparle, pues el ancho de banda y con ello la transmisión de datos durante el juego es importante, pero no el factor más decisivo.

Depende del ping

La mayoría de los juegos calculan sus contenidos de forma local y solo intercambian pequeños paquetes de datos a través de Internet para sincronizar los personajes del juego y el progreso. Si la transferencia de estos paquetes tiene lugar a una velocidad alta y de forma periódica, estaremos hablando de un ping bajo o bueno.

En este contexto, la red inalámbrica es más susceptible técnicamente de sufrir interrupciones puntuales. Por lo tanto y aunque el ancho de banda sea suficiente, la transferencia inalámbrica de datos puede sufrir interrupciones, algo que no sucede en la conexión por cable. Eso solo significa que el juego es más vulnerable si la conexión es inalámbrica. En la práctica, ambas opciones pueden funcionar igual de bien.

La alternativa: FRITZ!Powerline

¿Le gustaría conectar su FRITZ!Box por cable, pero no es posible debido a la configuración, las paredes o el largo despliegue de cables? En ese caso, lo que necesita es el FRITZ!Powerline. Coloque los adaptadores en una toma eléctrica cercana a su FRITZ!Box y a su videoconsola, respectivamente. Así, la transmisión de datos se realizará a través de la conexión eléctrica.

De este modo, podrá combinar las ventajas que le ofrece la conexión por cable con las de la red inalámbrica: la integridad de los datos estará garantizada y la transmisión estará libre de desviaciones. Además, el FRITZ!Powerline le permite la máxima flexibilidad, pues tan solo necesita dos tomas de corriente.

< artículo anterior
Artículo 1 de 7