Conectar la Xbox One a Internet

Acceso vía LAN o WiFi

Las Xbox One, Xbox One X y Xbox One S de la marca Microsoft disponen de numerosas funciones multijugador, servicios en la nube, chats y comunidades. Para poder utilizar dichas funciones, debe conectar la videoconsola a la red doméstica y a Internet, ya sea a través de la red WiFi o mediante un cable LAN.

Tal y como sucede con la PS4, la mejor opción es utilizar un cable LAN tradicional. Inserte uno de los extremos del cable en el puerto LAN de la consola, que se encuentra a la derecha en la parte posterior de la misma. A continuación, inserte el otro extremo del cable en uno de los puertos libres de su FRITZ!Box. Después de encender la consola, la conexión se establecerá de forma automática y no será necesario realizar ningún ajuste adicional.

Configurar la conexión inalámbrica en la Xbox One

La primera vez que inicie la videoconsola también tendrá la posibilidad de establecer la conexión WiFi con ayuda del asistente. Siga las instrucciones en pantalla, seleccione el nombre de su red doméstica entre todos los que aparecen en la lista e introduzca su clave de red. En adelante encontrará esta opción al presionar la tecla de menú en el mando, dentro de las opciones que figuran en el apartado "Configuración de red".

En este punto podrá añadir una nueva red WiFi a su Xbox One. Seleccione su red doméstica entre todas las que figuran en la lista del escáner de red y finalice el proceso introduciendo la clave de red. Si modifica alguna de las características de su red inalámbrica en el FRITZ!Box (nombre o clave de red), también deberá configurar de nuevo la conexión de la Xbox One.