Consejos sobre control parental

5 consejos sobre los diferentes ajustes que ofrece FRITZ!Box

El control parental no protege solamente a los niños. Cinco consejos sobre los diferentes ajustes que ofrece el FRITZ!Box

Consejo 1: criterios de filtro para la oficina

Si eres autónomo y trabajas desde casa o en una oficina pequeña donde recibes a tus clientes o socios comerciales, es posible que quieras darles acceso a tu red inalámbrica. Para evitar que estos tengan acceso a los datos privados alojados en los dispositivos de la red Mesh, aconsejamos configurar el acceso de invitados u otros perfiles de filtro.

Consejo 2: vales de recompensa

¿Su pequeño o pequeña ha recogido los platos del lavavajillas y ha sacado la basura? Muy bien. Como recompensa, puede regalarle un vale de 45 minutos para navegar. Muy sencillo: cuanto más dispuestos a ayudar estén sus hijos, más tiempo podrán hacer uso de Internet.

Consejo 3: temporizador de la red inalámbrica como alternativa al control parental

A partir de las 22:00 todo el mundo debe dormir para que tanto niños como padres puedan llegar puntuales al colegio y al trabajo a la mañana siguiente. Si tiene una norma de este tipo en su hogar, puede configurar su FRITZ!Box para que la red inalámbrica se apague también por la noche. A la mañana siguiente se volverá a encender automáticamente a la hora programada.

Consejo 4: una aplicación de bloqueo en su smartphone

El control parental del FRITZ!Box puede restringir el acceso a Internet muy eficazmente dentro de la red inalámbrica doméstica. Sin embargo, si el usuario desactiva la función inalámbrica de su smartphone y comienza a navegar a través de la red de telefonía móvil, estará fuera de control. Por ello aconsejamos, además, instalar una aplicación de control parental en el smartphone de los niños.

Consejo 5: diálogo mejor que control

Como medida educativa, el control parental solo es adecuado en ciertas ocasiones. Pese a que puede servir de ayuda, hay que tener siempre en cuenta que no todos los retos educativos pueden solucionarse con medidas tecnológicas. Factores como el diálogo sincero y los acuerdos con los niños sobre la utilización de Internet son tan importantes como la configuración de la propia función de control parental en el FRITZ!Box.